La Trapecista

Picasso es un pequeño artista que nace en la época psicodélica de los sesentas. Enamorado del circo, encuentra un remanso de fantasía en una trapecista llamada Esmeralda. Sin embargo, ocurre una enorme tragedia donde todas las ilusiones se derrumban en un instante y el tiempo vital aparenta detenerse.

En la huida de su propia realidad empieza a deambular sin rumbo hasta arribar a un laberinto de múltiples infiernos. Su existencia se dirige entonces, con cada paso y cada intento de salir a flote, hacia la psicosis y el lento suicidio mental.

Ambientado entre Canadá y México, esta obra posee un extraño poder de sugestión sobre el imaginario que se teje -puntada a puntada- desde el alma… donde la mente humana es confrontada de manera brutal y se devela la mueca de nuestro más oculto rostro.

Con un lenguaje singular, de aparente sencillez y discretos tonos musicales, el autor Reza Emilio traslada al lector juvenil y adulto a un mundo ensombrecido. Una mezcla de pesadilla y ensueño que nos deja sin aliento desde las primeras páginas.

Sumérgete en el pantano profundo de una mente retorcida, intensa y oscura, cuyo origen de perdición se encuentra en el amor perdido.

Esta es la historia de un ángel que amó mucho y descendió al Averno.

“Porque después no hay nada, porque después no podré amar, porque después se ha acabado todo”. Federico García Lorca.

“Mi vida era un sueño y despertar fue una pesadilla”. Reza.

Inquieto, profundo, tajante y potente. Y también hábil para reinventarse y mirar de cerca la naturaleza de los personajes; capaz de trasladarse y de transformarse, crear y recrear todo dentro de una sola mente que atrapa: así es el escritor Reza Emilio Juma, quien nos asombra nuevamente con su obra.

Se trata de una nueva novela pintada desde la complejidad de una mente humana y que, a la vez, narra la vida desde la interminable lucha entre el bien y el mal, entre la realidad y la ficción, teniendo como finísimo hilo conductor los desvaríos del amor que se torna obsesivo y llega a destruir.

LA TRAPECISTA llega a convertirse en eslabón perdido y a la vez pilar, sosteniendo cualquier acto que pueda disculparse bajo el escudo del Amor, y lo que pueda parecer justo a los ojos del protagonista…

La historia es creada desde una imagen de vacío; va armándose unidad por unidad de sentido desde las claves de una soledad justificada en sí misma por todo aquello que conlleva la pérdida aparente y el apego excesivo.

Confronta la realidad de una conciencia colectiva lastimada y consumida por odio, miedo y desesperación, cegada por las adicciones y tentada ante la corrupción y la ambición desmedida. Todas estas realidades expresadas en un único protagonista, quien crea su propio mundo y te sumerge en un sinfín de acontecimientos sin retorno.

Maltrato, misoginia, prostitución, transgresiones sexuales, asesinatos, desapariciones, sadismo, odio, agresión…son planos sub-temáticos que se revelan dentro de la trama y no son más que el cataclismo final de una sociedad enferma. Nuestra sociedad. Misma que camina peligrosamente hacia la desesperanza.

En esta obra Reza explora temas de la inocencia, del amor juvenil y tierno, la psicosis y la muerte, por lo que devuelve al lector incauto la necesidad de soñar. Con su maniobra de ocultación a veces es difícil deducir su sentido, pero nos susurra verdades que pueden convertirse en grito.Así, el autoengaño y la negación se hacen presente ante eventos dolorosos cuyo origen es el amor confundido-abandonado a la venganza y al resentimiento-,cuando la vida duele y la culpa se apodera, cuando la capacidad para afrontar la responsabilidad de nuestras decisiones nos rebasa.

Reza aborda sin miramientos los entresijos de una mente que prefiere no fijarseen la oscuridad de sus acciones y encuentra una salida en la imaginación perdida, esa que no nutre y que sí destruye, la que te lleva al prejuicio y a la obsesión, la que se disocia y se fragmenta, la que genera vínculos peligrosos y no reconoce.

Así es el ser, parece repetirnos esta novela: evadimos cuantas acciones nos condenen, aunque finalmente los cargos de conciencia nos cobren un alto precio. La esencia de lo trágico desde la antigüedad clásica nos advierte que se trata de aquello de lo que no consigues escapar, porque la culpa va aparejada al destino.

La firma del escritor es clara, nada ajena a sus creencias. Muestra su postura con ironía, ante una humanidad que continúa sumergida en la doble moral y en la irracionalidad. ¿A qué hemos llegado?, parece decirnos. La humanidad, educada en las crueldades del siglo XX -donde nacimos autor y lectores-, sigue siendo aún más perversa, siendo incapaz de reconocer dolos o errores, mientras se oculta en su propia contradicción y justifica otros desmanes.

La sed de entrar en la mente humana y llegar a entender la diferencia entre la fantasía y la realidad es una inquietud propia de este autor. Constituye por tanto suficiente motivación para decidir “penetrar y navegar”a través de los laberintos de una mente oscura, como quien surfea por aguas profundas y furiosas. Plagadas de monstruos primigenios.

Conoce perfectamente sus múltiples identidades: son ellas quienes dictan cada constructo y le acompañan en esta aventura. Sabe planear sus jugadas, observa y anticipa; con estilo y destreza lleva y engaña de manera magistral a sus lectores. Juega con sus estados emocionales y los convierte en jueces sorprendidos del propio desenlace.

Reza sabe de temas que atemorizan y los plasma en su obra; temas que pasan por los pensamientos de cualquier mente humana, pero que muy pocos se animan a enfrentar por miedo a confundirlos con su realidad. Por temor, quizá, a quedar atrapados en invisibles redes de rejuegos y espejos. A través de sus escritos juega a ser y no ser–suerte de Hamlet millennial- perojusto en el medio siempre aparece para dar la perfecta estocada. Maniobra con la ironía “viviendo a través de la vida de los personajes de sus libros.” De esta manera: “No es su propia vida, es la copia de una vida que imagina. El arquetipo en el que se transforma”. Y en medio subyace el Otro que aguarda, que respira junto al oído extraño, que puede trastocarse en víctima o victimario. Que cumple su sino trágico. Mientras el oráculo de las antiguas islas olvidadas no hace sino lanzar un eco a las constelaciones que nos envuelven desde el infinito.

A través de sus letras e ideas encuentro a unescritor que juega, se divierte, se ríede sí mismo, mientras emprende un viaje a través del paisaje complejísimo de la mente. Cada línea obedece a ciertas circunvoluciones cerebrales que necesitan despejar incógnitas acerca de México. Enfrenta las realidades más ignotas de su existencia: pensamientos que transforma y revive en su mundo imaginario, ese mundo que ha logrado comprender a través de la escritura, convirtiéndola en el aliado perfecto para su crecimiento humano. La ironía es su divisa. La perspicacia de observar a los demás, es su estilete para grabar cada palabra. Una visión poética de la vida siempre nos puede salvar y eso parece decirnos el autor.

“Mi vida era un sueño y despertar fue una pesadilla” una frase grabada con hierro y fuego en su novela. Porque despertar implica tener que mirar nuestras acciones inconscientes en los demás, esas que perpetramos sin darnos cuenta, lastimando a quienes menos lo merecen. Convivimos y atacamos, incapaces de salir de la horda: entonces terminamos todos asustados, entumecidos, sin poder abrir los ojos del alma.

Para leer esta nueva novela que nos ofrece Reza, habrá que mirar de cabeza al cielo antes de saltar al vacío. Ya para entonces nos habrán crecido alas.

Bertha Alicia, Cozumel.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

La trapecista.

“Perdí la cordura y entregue mi alma a las selvas oscuras y profundas del ser, con un único objetivo: salvar a mi trapecista”. (Juma, 2017, pág. 15) .

Siempre he pensado que sus libros son simplemente asombrosos, la manera en la que narra cada suceso hace que uno se adentre cada vez en la historia volviéndose adicto a la lectura, buscando lo qué pasará después y dejándote con la duda si lo lees por parte (como en mi caso con La Trapecista, ya que me encontraba en exámenes).

La trapecista es uno de los pocos libros que realmente me han dejado atónita, puesto que la manera en la que la historia se va desenvolviendo atrapa al lector de una manera indescriptible (siendo éste mí caso).

Cuando llegué a las últimas partes del libro, no podría creer lo que estaba leyendo; inmediatamente mi cerebro comenzó a relacionar cada pieza del rompecabezas y fue entonces cuando logré comprender lo que estaba sucediendo…

De esta manera fue en la que ‘La trapecista’ logró atraparme por completo, por consiguiente me sumergí en un viaje de emociones a lo largo de la historia y antes de que me diera cuenta ya estaba obsesionada con la vida de Picasso.

Para finalizar, me gustaría comentar que ‘La trapecista’ es un libro que recomiendo al cien por ciento, juro que la lectura no los decepcionará ya que está hecha para dejar maravillado al público (pienso yo).

Reza, siento la necesidad de agradecerte por haber escrito 'La trapecista', así que, muchas gracias. Un libro del cual no me arrepiento de haber leído, y puedo asegurarte que se ha convertido en uno de mis favoritos.

 Tabatha, Cozumel

----------------------------------------------------------------------------------------------------

“La única función de los recuerdos es inmortalizar las memorias de quienes somos. O de quienes nos hemos convertido”

Pero quiénes somos? Abierta la pregunta en la novela de Reza, flota, navega es etérea en el transitar de la lectura. Lo mismo que las respuestas que se van conformando. Hay ocasiones que se nos escapan de las manos, se escurren. Y por lo mismo la lectura de la trapecista te atrapa, quieres encontrarte Ser uno mismo cuando te reconoces en el otro.

Temas recurrentes como el amor, el primer amor marcan el inicio de nuestra individualidad, amistad, relaciones sexuales, celos, infidelidad son elementos que son tan nuestros en lo individual como en lo colectivo y son primordiales para ser parte de este mundo. El amor y la muerte, la muerte no como el final de la vida, sino como el principio de un duelo inconsolable.

Los miedos recurrentes de desesperanza que afloran cuando nos preguntamos qué destino le depara a la humanidad? En los constantes movimientos y desplazamientos migratorios que se han vuelto noticia de segunda plana? El autor nos brinda una narración que nos hace transitar por el infierno que existe en estos movimientos y que no queremos ver “La miseria humana”. Puntos fronterizos, lugares que anclan seres que se pierden en la búsqueda de sueños frustrados, pero nos ofrecen sus diferentes rostros purulentos por el mundo de los excesos. La mundialización nos arrastra en su oleaje como una cáscara de nuez en sus crestas, sabemos dónde nacimos pero no dónde estaremos. (pag.68)

Dios nos ha olvidado, “Bienaventurado el hombre que sobreviva y sepa controlar mis demonios, porque de él será el reino de mis cielos” (pag.73) en quién pondremos nuestra esperanza? “Las esperanzas mueren, los sueños son sepultados en la inercia de conseguir el dinero que ahora es dios” Individualidad-soledad-egoísmo son tiranos que nos someten, cito: “Hazte el pequeño favor y aprende a estar solo, con todos tus ángeles y demonios…pero solo. Recuerda que el tiempo no tiene ni alma ni sentimientos” fin de la cita.

Búsqueda sin fin en el ayer, en el hoy en lo más recóndito del tiempo. Huir escapar de la “realidad”, hasta cuándo llegaré hasta cuando seguir buscando? Camino hacia los sueños. (pag. 146).

¿Qué diferencia hay entre recuerdos y fantasías, cuando el reloj de mi tiempo se había detenido mucho tiempo atrás? “La única función de los recuerdos es inmortalizar las memorias de quienes somos. O de en quienes nos hemos convertido” (pag. 170).

Los sueños son esa alternativa que tenemos todos de escapar de una realidad que nos atormenta, nos somete…pero que se alimenta de recuerdos.

Hernández, Cuernavaca

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Lo que más me llamó la atención de este libro fueron el título y la portada, que es realmente preciosa. Este fragmento de sinopsis me dejó con ganas de más y la historia prometía ser un drama de los que a mí me gustan. El lenguaje que utiliza el autor es muy correcto, se adecúa a cada clase y tipo de personaje que habla, lo cual me parece muy interesante. Lo que debo reconocer es que hay partes de narración y descripción que utilizan algún lenguaje algo más denso y se me ha hecho algo largo.

El inicio de la novela se me hizo muy interesante, la vida de Picasso de pequeño y cómo conoce a Esmeralda, sus primeros momentos juntos… me encantaron, la verdad. Después de este trágico suceso la vida de nuestro protagonista cambia totalmente y Picasso pasa por unos momentos totalmente locos, aunque para mí el desarrollo de la novela ha sido la parte más pesada, es muy importante para llegar a comprender la novela en su totalidad.

Picasso es un protagonista ciertamente particular, y aunque su aparición es prácticamente fugaz, mi personaje favorito es La trapecista. Sin duda alguna cala hondo en la vida del protagonista, así como otros sucesos de su infancia que no os puedo desvelar. Esmeralda es el personaje más vivo y pasional de la historia, siempre presente. El amor y la devoción de Picasso por ella es realmente abrumadora, me ha cautivado y sorprendido a partes iguales.

<< Besó la palma de su mano que abrió como una flor extendiendo sus finos dedos delante de sus labios y sopló con delicadeza. Me llegaron los besos fugaces como impulsos de vida y golpes en mi corazón. >>

El final de la novela ha sido genial. Me ha gustado y sorprendido a partes iguales, me ha llenado de adrenalina y me ha dado esa parte de intriga y acción que, bajo mi punto de vista, necesitaba la novela. Me ha mantenido enganchada y me ha fascinado.

Es el tipo de final perfecto para mí, de los que me gustan y no me espero, ¡estoy deseando poder comentarlo con alguien que se haya leído la novela!

A modo de conclusión, “La trapecista” es una historia llena de un amor imposible, ese amor truncado que nunca muere pero que se puede transformar de muchísimas formas. Con un final inesperado y trepidante, la novela te mantendrá intrigado hasta el final y no querrás despedirte de La trapecista.

Alba, Barcelona

----------------------------------------------------------------------------------------------------

"Es un libro totalmente recomendable ya que te atrapa desde las primeras páginas y que no quieres dejar en ningún momento porque quieres saber que va a pasar en todo momento, y esto es lo que un lector busca cuándo empieza a leer un libro, que te atrape y que no quieras soltarlo. La descripción del personaje principal me ha hecho generar un cariño especial y protección al mismo sobre todo, en sus años de inocencia, su adolescencia, esto es, conforme iba contando sus sentimientos y como vivía su vida, a mi me generaba el miedo de que algo malo le fuera a ocurrir.

La historia se desarrolla en Canadá y México, esos lugares están descritos de tal Manera que te da la sensación de estar allí en todo momento y los vives y disfrutas igual que el personaje.

Hay escenas en el libro que me han impactado, principalmente el tren de la muerte "la bestia" y el giro inesperado que da la novela en las 40 últimas páginas, me ha dejado asombrada ya que nunca lo hubiera imaginado.

Te doy mi enhorabuena. En mi opinión tiene toda la pinta de un "betseller" y hasta la fecha eres mi autor preferido. Ya he leído tus tres obras y son mágicas. Siempre me pregunto cuando leo tus novelas donde sacas tu inspiración. Espero que sigas cosechando muchos éxitos, estoy convencida."

Clara, Elche

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Picasso es un artista, ilusionista que un instante había experimentado toda una vida de emociones, de sentimientos y de pasiones.

¿Novela autobiográfica?

- Las primeras 40 páginas y las últimas 40 páginas son una muestra de cómo debe relatarse una novela perfecta, con armonía y perfección sublime. Aquí nos habla de que "Nunca estamos preparados para lo inesperado, mucho menos para lo esperado". Esta sociedad nos imbuye, nos come con tanta información y a veces "El amor y la muerte pueden suceder en el mismo segundo".

Sus personajes Picasso, Esmeralda, Deidra, Eduardo, Víctor, Elizabeth, Emilio, Xochiquétzal, Vladislav, Lucy, nos van a contar una vida que puede pasar y estará pasando, realidad o fantasía, "No hay peor pesadilla que la que sigue al despertar ...". "¿Qué diferencia hay entre recuerdos y fantasías, cuando el reloj de mi tiempo se había detenido mucho tiempo atrás?". Es un lenguaje vivaz, rápido, con una sabiduría de madre, abuela, y con "el lenguaje del corazón". La vida en algunas personas es así: "Aprendí que cuando vives demasiado tiempo con un agujero en el corazón, te acostumbras a la oscuridad".

Me ha asombrado, tocado el ❤ y el ALMA. Y con un final, desenlace que no podía ser otro en una historia de amor apasionado como habrá pocos, amistades, traiciones, Ángel bueno o malo, Dios y el mismo demonio, burdeles, amor barato y a la vez auténtico, muertes, asesinatos, y nos revela lo que es la apatía, estrés, desconsuelo del alma, tristeza aunque tal vez nos descubra también lo que es la ILUSIÓN DE LA VIDA.

José Antonio, Albacete

----------------------------------------------------------------------------------------------------

“La trapecista” es un extraordinario libro que desde el principio te atrapa, te amarra y sientes que no puedes dejar de leerlo hasta que lo termines. Toca muchos temas desde el sentimiento más puro que es el amor, hasta una violencia difícil de entender. Te lleva de una pasión muy exótica y al momento siguiente a la muerte cruel y dolorosa; difícil algunas veces de entender como un ser humano puede eliminar a otro u otra sin el menor atisbo de sentimiento. Hay momentos en que el escritor fuera el mismo quien nos lleva de la mano por toda esa travesía de un lugar a otro, de la pasión a la más absurda crueldad inimaginable para un ser humano común y corriente. Difícil de entender, sin embargo, su escritura te absorbe al plasmar la historia con una lectura fácil y amena pero a la vez te guía por la forma en que describe la historia. El final del libro es completamente inesperado en donde el protagonista sorprende a todos. Es un libro, de verdad, absorbente y le queda al lector el deseo de volver a leerlo.

Javier, Cozumel

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Pequeño Picasso, me prendí de ti desde las primeras líneas, me conmovió tu soledad y tu maravillosa imaginación para conservar a tu trapecista. Me hiciste reflexionar sobre esa delgada línea de lo correcto e incorrecto según las leyes del hombre, pero que es tan relativo dependiendo la situación y las razones del proceder de los mismos. Y así conforme te seguía, caigo en cuenta de que no podía ser más inesperado y sorprendente el desenlace de tu existencia. Gracias estimado Reza, por brindarnos obras que nos hacen emocionarnos y cuestionarnos, pero sobre todo por mostrarnos la belleza de la escritura y de todo lo que provoca cuando se tiene el don de conmover por medio de la palabra escrita.

Leticia, Playa del Carmen

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Desde mi punto de vista el tema central de esta novela es la locura, detalle que el autor deja claro ya en las primeras páginas, concretamente en el preludio. Con un lenguaje singular y sencillo atrapa al lector desde el inicio apoyando la trama principal en el telón de fondo de la demencia. El sueño de la ficción que toda buena novela tiene que cumplir, y que debe apoderarse del lector al abrir el libro, es fácil de percibir durante la narración puesto que la obra desprende grandes destellos de verosimilitud.

Reza Emilio utiliza a Picasso, protagonista del libro, para desarrollar la trama principal de la novela. Esta está ambientada en España, Canadá y México, países que el autor conoce de primera mano. Y esto se puede respirar en las páginas del libro. El lector puede ver, a través de los ojos de Picasso, los diferentes escenarios y los espectaculares paisajes de estos tres países. Especial atención merecen las descripciones de la flora de México.

“La trapecista” es un thriller psicológico que también bebe de las novelas de viajes, de aventuras, además de hacerle algún que otro guiño a más de un clásico de la literatura universal. Tiene acción, intriga, amor, sexo, y todo ello bien tejido por la mano del autor para que en ningún momento decaiga el interés del lector. Pero la parte álgida de la obra aparece en su tramo final, cuando el lector está plenamente sumergido en el sueño de la ficción y no puede dejar de leer hasta ver qué ocurre con Picasso. Es en este momento final cuando el círculo se cierra, todo encaja y el tema inicial, y central, de la novela, te da una bofetada para recordarte donde había empezado todo.

Pero cuando vamos llegando a los capítulos finales acabas quedándote en shock con el giro que toma todo el libro, como te habla de una enfermedad psicológica muy impresionante y la de cosas que puede llegar a producir en un ser humano, y como con un hecho bastante doloroso se puede desatar un desorden cerebral en una persona, la verdad es que fue muy muy heavy el cambio de perspectiva que sufrió este libro.

Quiero felicitar al autor por esta fantástica novela y recomendaros a todos y todas su lectura. Estoy seguro de que no os va a decepcionar.

Jose Antonio Quesada Coves, Elche

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Reza Emilio Juma nos ha querido sorprender con una historia innovadora y con mucha psicología, cuando tuve en mis manos el libro pensé que era una historia similar a la que vivimos con Agua para elefantes, y la verdad es que me ha gustado que no fuese así. La historia cuenta desde los inicios la vida de Picasso un niño español que se traslada a vivir a Canadá y que conoce a una niña por la que empieza a experimentar el amor y demás, hasta ahí bien, pero todo comienza a cambiar cuando hay un grave accidente que cambiará toda su vida para siempre, su forma de ver el mundo, sus ganas de vivir, todo. Lo que va ocurriendo en la vida de nuestro protagonista a lo largo del tiempo es un drama, sufrí bastante con muchas de las partes que se iban narrando en este libro, la verdad es que considero que para gente más sensible de lo normal podrían afectarle bastantes cosas que se van desarrollando. Pero cuando vamos llegando a los capítulos finales acabas quedándote en shock con el giro que toma todo el libro, como te habla de una enfermedad psicológica muy impresionante y la de cosas que puede llegar a producir en un ser humano, y como con un hecho bastante doloroso se puede desatar un desorden cerebral en una persona, la verdad es que fue muy muy heavy el cambio de perspectiva que sufrió este libro. Este es uno de los libros que recomiendo para leer en un viaje relativamente largo, es muy fácil y dinámico. Yo creo que lo que al final te acaba enganchando del libro es las desgracias que le van ocurriendo al protagonista, y como lo vive todo, pero pienso que lo que hace que quieras recomendar este libro es el desenlace, porque definitivamente es algo que nunca te esperarías. Yo pienso que por eso me ha gustado tanto, porque no me lo esperaba para nada.

Cristina, Islas Canarias

----------------------------------------------------------------------------------------------------

"La trapecista" es un libro que se devora. El autor nos lleva de la mano a un tiovivo emocional que inicia con los sentimientos más sublimes, recuerdos de infancia que resonarán a más de un lector, el primer e inocente amor... Y luego nos echa de cabeza a un espiral de agonía espiritual, dualidad, violencia y espejismos, donde el personaje principal navega entre turbias aguas, pintando escenas en lugares místicos de México con tanto talento que percibimos lo mismo que los personajes de su obra. ¿Picasso es víctima o victimario de sus sueños y anhelos? ¿La realidad de nuestro mundo radica en los ojos de quién mira o de quién actúa? El contenido de este libro atrapa con sus redes, los personajes nos hablan al oído, el ritmo nos engulle... ¡Reza es un autor como pocos!

América, Cancún

----------------------------------------------------------------------------------------------------

La trapecista es una novela donde el autor da muestra de que es un viajero que se interesa por la historia de los lugares que visita y por supuesto, tiene mucho que contarnos. Quiero mencionar que Reza es licenciado en Ciencias Políticas, los temas que aborda los hace por medio de teorizaciones políticas, ello lo hace más interesante. En este thriller, como está catalogado este libro, nos encontramos con una narrativa ágil y de lectura fácil; Reza cree firmemente en que las historias deben contarse sin rebuscamientos.

Esta es la historia de un loco, que desde el preludio ya se sabe que juega con la mente, se nota el trabajo de estudio y análisis de los temas de la psiquiatría, trabajo no solo utilizado para los perfiles psicológicos de los personajes, sino para encarar el argumento en general.

Ahora bien, en el primer capítulo “Picasso, el pequeño artista”, encontramos las claves de la trama que, detonarán a un tiempo mismo, sin darnos tiempo de anticiparnos al final, hasta entonces, el autor se irá de a poco, incluso nos regala un epílogo. Desde luego, cada lector encontrará o no de acuerdo a su particular acervo estas claves, y aunque no las encontrase, tampoco ocurre nada, ya que le será entendible de igual forma, como bien es el propósito del Autor, ya que el mismo dice, no me gusta que se compliquen, mi deseo es que disfruten.

Picasso, el protagonista de la historia y quien nos cuenta la misma, va dejando rastros como si quisiera ser ayudado, es donde el lector entra a la historia casi, sin darse cuenta. Tocar los terrenos psicóticos del lector podría resultar contraproducente para el escritor, arriesgándose a que la novela sea abandonada, pero él sabe exactamente en donde detenerse, para entonces mostrar la salida. Que no es de alivio, para ninguno.

Como mencioné antes Reza se detiene a conocer la historia de los lugares que visita, la geografía donde se desarrolla la novela comienza en Canadá, con escala en San Diego California y después en México: de Tijuana hasta Mazunte, utilizando como transporte de tiempo y espacio a la Bestia. En este viaje, se provee a Picasso de realidades que el transforma para el lector, en las fantasías más ciertas que muchos seres humanos han afrontado como su única realidad.

Esta es una forma de contar la historia de un loco que vivió en una época de permisivas, pero no es tampoco un libro moralista. Aquí a grandes rasgos nos son contados a manera de repaso los hechos más relevantes de los setenta: el SIDA, La Bestia, el sacrificio de animales preciados, la deforestación, y el turismo; todo esto, como si nos fuese presentado rápidamente desde las fotografías de una memoria vieja. ¿Picasso, un héroe loco que merece piedad o un hombre no común que debe ser castigado con la realidad?

Gabriela, Cancun

----------------------------------------------------------------------------------------------------

"Cada ejemplar va firmado y dedicado personalmente por el mismo autor"