El legado del Príncipe de Cachemira

El legado del príncipe de Cachemira

En contra de lo que cuentan los escritos de la época, Alejandro Magno no murió en el palacio de Nabucodosor II en Babilonia, sino que consiguió escapar de las conspiraciones urdidas contra él y se retiró a una aldea en las montañas de Cachemira, junto a Roxana, hija del mismo Rey Darío, y el hijo de ambos, Alejandro IV.

Diez generaciones después, Gita, descendiente directo del gran Alejandro Magno, es un joven inquieto cargado de curiosidad y deseoso de experimentar nuevas sensaciones. Todo cambia con la la llegada de Saray, una embajadora andalusi, quien trae noticias de al-Andalus, el paraíso terrenal. Con su llegada Gita se da cuenta que tiene un legado por cumplir, uno que cambiara el mundo para siempre.

El joven decide viajar desde la India hasta Córdoba. A lo largo de esta aventura visitará ciudades míticas del Oriente Medio y el mundo Mediterráneo. Gracias a su encanto y aptitudes forja relaciones con poetas, guerreros, princesas, faraonas, emperatrices, califas y otros personajes legendarios de la época quienes son claves en su supervivencia. En la búsqueda de su legado, Gita aprende el verdadero significado de la lealtad, la amistad y el amor, pero también del dolor, la traición y la violencia.

El legado del príncipe de Cachemira es una aventura trepidante y pasional, cargada de erotismo, en la que se entremezclan hechos históricos y ficticios hasta conformar una intensa historia que despertará sentimientos, en ocasiones contrapuestos, en el lector y que no dejará indiferente a nadie.

"La nueva novela de Reza me ha impresionado. Si "Mil Besos" me gustó, en esta he encontrado a un escritor mucho más maduro, donde la historia que narra sucede de manera que quieras seguir leyendo y los capítulos van pasando casi sin darte cuenta. El viaje y las aventuras que vive su protagonista, Gita, atraen al lector desde el primer momento. Y Reza lo cuenta de manera que te sientes casi como un compañero más de ese viaje. Animo a cualquiera a leer esta novela."

David, Albacete

---------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Me he leído tu libro en 24 horas, por tanto me he metido en él totalmente. Me ha ENCANTADO. Eres un excelente narrador y se sitúa uno con facilidad en los hechos históricos, en las distintas épocas, y en los distintos lugares. No soy de ninguna religión y me siento más libre por ello. Como dice Gita, el protagonista de tu novela. La religión nos implica en una serie de limitaciones sobre nuestras libertades. Me parece un atrevimiento escribir hoy sobre religiones, comparar hindúes, musulmanes, cristianos, y judíos, y lo minuciosa y perfectamente integrada y sorprendente que esta la fantasía. Por tanto mi admiración por tu trabajo, Eres un ESCRITOR GENIAL.

Emy, Alicante

----------------------------------------------------------------------------------------------------

REVIEW "THE LEGACY OF THE PRINCE OF KASHMIR"

In a world of double morale “hidden and covered with blankets and layers” there appears the nakedness of a man in apparent savagery and flashes of innocence show that the most hidden desires and instinctual needs more often govern life or even shadow over a society that seeks to cover up and thus sustain a false reality that leads to suffering and moves us away from what love really is.

I received the book from the author and as an artist myself I shared his enthusiasm and passion with which he had created this masterpiece ... I was very anxious to read the novel and discover what new adventures had crossed the mind of this writer because knowing his style and personality I knew they wouldn´t fall short of interesting, fun, reflective, to some extent, controversial and confrontational but I admit, I had never imagined to what degree.

"The legacy of the Prince of Kashmir" is a historic, romantic and passionate novel.

Gita is the name of the prince who, you sometimes do not know whether to love or hate because he is extreme with his beliefs and instinctive actions and generally are precisely those that aid in the fulfillment of his legacy. The issues addressed in the experiences touch sensitive chords and simultaneously wrap you in his detailed adventure that can be perfectly imagined as you feel everything the character is experiencing.

The character´s narcissism and management of eroticism in the novel are relevant issues; Gita's sex life is very important, at times with great passion and great detail. Women are of course essential to the fulfillment of his legacy.

The hero openly expresses his beliefs and speaks to anyone and everyone about his nakedness. The aspect of nudity I interpreted as symbolical, I believe the character is a human being with a free spirit, open-minded and with nothing to hide, he shows himself as is and thus genuine and honest in exposing his ideas and desires without fear; it´s in making mistakes as well as making good decisions that force him to experience consequences ranging from the more pleasurable to the most humiliating punishments that a human being could ever bear in this incessant search for meaning in life.

While reading I could see new views about sensitive topics like infidelity, religious fanaticism, the imposition of beliefs and their consequences such as war, where religion has been used by the power to create discord and murder in the name and defense of a misunderstood faith and service to wrongful powers resulting in dark elements in a man's consciousness; loneliness, guilt and a deep pain that has been passed down from generation to generation.

Time is the great detail of this novel. The notion of time doesn´t seem to exist for the protagonist. The idea of eternity is toyed with as well as gods and demigods have been created to highlight and give credence to many fictitious events that actually seem real.

The novel is very well reasoned backed by a thorough investigation, and with such meticulous and clear description that the imagination flies and is filled with color amongst the majesty and mysticism of the fascinating places he passes through like Baghdad, Damascus, Jerusalem, Palestine, Constantinople, Egypt and finally Cordoba.

The novel bears a good pace; it is agile and uses a simple vocabulary, note that the frame is well thought out and planned so you can understand why the search and lifestyles of Gita according to their origin and the time the plot unfolds. There are many characters; princesses, maids, slaves, prostitutes, knights, princes, warriors, among others, accompanying him on this adventure and who maintain and allow this story to be transported successfully towards its ultimate goal where what happens is so unexpected.

I believe that the novel is aimed at readers with an open mind who are willing to experiment and learn new versions of history and new views on eroticism, love and religion.

I would write more because there is much more to say in my opinion but I would never end, so it´s better you yourselves read it, live it and enjoy it as I'm sure the author did when writing it. 

----------------------------------------------------------------------------------------------------  

Terminé de leer "El legado del príncipe de Cachemira". Reza Emilio Juma Escritor. Edición Nazarí 51.

Me lo dedicó por ser admirador de su primera novela.

En este libro qué todos deben leer porque no deja indiferente a nadie.

En un cierto sentido y en algo todos somos "Gita", algunos más, otros menos y los que menos casi nada, pero sueñan con aspirar a asemejarse aunque sólo sea en el andar.  La decisión y la aventura está en uno, en su CORAZÓN y en la de "Gita" aún más que nos desvela su VIDA, PASIONES, AMORES, FAMILIA, avatares, peripecias, heroicidades, fallos y nos da la oportunidad de acercarnos a su lado y acariciar siendo amigos de él con TODO. Gracias por estos ratos.  No dejéis de leer, pues te aporta mucho.

José Antonio, Albacete

----------------------------------------------------------------------------------------------------  

Cuando llegó a mis manos El legado del príncipe de Cachemira tuve ciertas dudas respecto a la obra que tenía ante mí porque Reza Emilio Juma había decidido enfrentarse al reto de escribir una novela histórica en toda regla, algo bastante osado para un escritor que se está iniciando en el mundo de la literatura.

Pese a esto, tengo que recalcar que El legado del príncipe de Cachemira es una novela histórica que no es que haya cumplido a la perfección todas mis expectativas, sino que también las ha superado.

En este libro Reza nos relata la vida de Gita, un joven príncipe de Cachemira que viajará de las profundidades de la India hasta la floreciente Córdoba andalusí del siglo X. ¿Y por qué lo hace? Pues lo hace con el único objetivo de encontrar su legado. Para ello el escritor ha tenido que construir una atmósfera medieval muy conseguida, creíble y palpable. Esto lo podemos observar durante el viaje de Gita por Oriente Medio, pero es durante el periplo del protagonista por el Mediterráneo y, principalmente, por las ciudades andalusíes donde impregna al lector de esa atmósfera medieval.

La parte histórica de esta aventura está muy bien argumentada, lo cual demuestra una enorme documentación e investigación previa por parte del autor. Es obvio que ha habido un arduo trabajo de indagación antes de empezar a escribir. Esta parte real consigue un buen telón de fondo para que la historia que nos narra Reza parezca verosímil, pese a que en ella aúna tanto personajes míticos y hechos reales como acontecimientos ficticios y figuras inventadas. Para ello el autor ha utilizado un narrador en primera persona, Gita, que a la vez es el protagonista del libro. Pero Gita aparece rodeado de una serie de personajes secundarios y de otros personajes extras que dan veracidad y sociabilizan al personaje protagonista.

En este libro el lector no va a encontrar un vocabulario artificial y rebuscado, ni estructuras gramaticales enrevesadas, ni tan siquiera recursos estilísticos demasiado complejos. No hay nada de eso en esta lectura. Pero tampoco es necesario. La narración es amena y llena de acción. Las descripciones utilizadas son detalladas pero, eso sí, sin caer en una densidad y espesura que pudieran hacer pesada y aburrida la lectura. Y los diálogos son precisos y llenos de significado. Con ello el autor ha conseguido obtener una lectura ágil, directa y placentera.

Para concluir me gustaría decir que está bien leer a grandes escritores de la literatura universal. Eso es apostar sobre seguro. Pero mejor aún es descubrir nuevos talentos emergentes que valgan la pena. Y creo que este es el caso de Reza Emilio Juma. El legado del príncipe de Cachemira es una lectura altamente recomendable tanto para aquel que es un enamorado de la novela histórica como para el que no lo es. A mí me ha agradado mucho y me ha ayudado a pasar un rato realmente entretenido.

                                                         Jose Antonio Quesada Coves, Elche

----------------------------------------------------------------------------------------------------  

RESEÑA “EL LEGADO DEL PRINCIPE DE CACHEMIRA”

 En un mundo en donde la doble moral “vestida y cubierta por mantos o capas que la ocultan” aparece la desnudez de un hombre que en aparente salvajismo y destellos de inocencia muestra los deseos mas ocultos y las necesidades mas instintivas que muchas veces rigen la vida o la ensombrecen ante una sociedad que pretende maquillar y sostener una falsa realidad que lleva al sufrimiento y los aleja de lo que verdaderamente es amar. 

Recibí el libro de manos del autor, como artista compartía su entusiasmo y la pasión con el que lo había creado… tenía muchas curiosidad de leerlo y de saber qué nuevas aventuras habrían pasado por la mente del escritor pues conociendo su estilo sabía que estarían por demás interesantes, divertidas, reflexivas, hasta cierto punto controversiales y confrontativas aunque nunca imaginé a qué grado.

“El legado del Príncipe de Cachemira” es una novela histórica, romántica y apasionada.

Gita es el nombre del príncipe al que a veces no sabes si amar u odiar pues te lleva a los extremos con sus creencias y acciones generalmente instintivas y que son precisamente las que lo acercan al cumplimiento de su legado. Los temas que aborda en sus vivencias tocan fibras muy sensibles y a la vez te envuelven en su aventura tan detallada que puedes imaginar y sentir  perfectamente todo lo que el personaje está experimentando.

El narcisismo del personaje y el manejo del erotismo en la novela son temas relevantes; la vida sexual de Gita es muy importante a la vez con mucha pasión, con mucho detalle  y las mujeres  por supuesto son parte esencial para el cumplimiento de su legado.

El protagonista manifiesta abiertamente sus creencias y se habla por todos lados acerca de su desnudez una desnudez que yo he interpretado de manera simbólica pues considero al personaje como un ser humano con un espíritu libre, sin tapujos, sin nada que ocultar pues se muestra auténtico y tal y como es exponiendo sus ideas y deseo sin miedos; cometiendo errores y aciertos mismos que lo llevan a experimentar consecuencias que van desde las mas placenteras hasta los castigos mas humillantes que un Ser humano se pudiera crear en esta búsqueda incesante del sentido de la vida.

Durante la lectura pude observar nuevos puntos de vista acerca de temas delicados como la infidelidad, el fanatismo religioso , la imposición de creencias y sus consecuencias como la guerra, en donde la religión ha sido utilizada por el poder para crear discordias y asesinatos en nombre y defensa de una fé mal entendida y un servicio al poder equivocado. Provocando crear en la conciencia del hombre, soledad, culpabilidad y un dolor profundo que ha sido transmitido de generación en generación.

El tiempo es el gran detalle. El tiempo a veces parece que no existe para el protagonista . Hay una eternidad manifestada, dioses y semidioses han sido creados para darle realce y credibilidad a muchos acontecimientos ficticios que parecen reales.

La novela está muy bien argumentada con mucha investigación y con una descripción minuciosa y tan clara que la imaginación vuela y se llena de color ante la majestuosidad y misticismo de los lugares por los que transita. Lugares que considero fascinantes como Bagdad, Damasco, Jerusalén, Palestina, Constantinopla, Egipto y finalmente Córdoba.

El escrito lleva un buen ritmo; es ágil y con un vocabulario sencillo, se nota que la trama está bien pensada y planeada para que puedas comprender los motivos, la búsqueda y formas de vivir de Gita según su origen y la época en que se desarrolla la trama . Hay muchos personajes, princesas, doncellas, esclavas, prostitutas, caballeros, príncipes , guerreros, entre otros, que lo acompañan en esta aventura y son quienes sostienen y permiten que esta historia sea transportada con éxito hacia su objetivo final en donde lo que sucede es por demás inesperada.

Considero que  la novela está destinado a lectores con una mente abierta y dispuesta a experimentar y conocer nuevas versiones de la historia y nuevas puntos de vista acerca del erotismo, el amor y la religión.

Quisiera escribir más porque hay mucho mas que decir en mi opinión pero no acabaría y mejor dejar que ustedes mismos lo lean, lo vivan y lo disfruten tal y como estoy segura que el autor lo hizo en el momento que lo escribía.

Bertha Alicia Gutiérrez Pérez, Cozumel

---------------------------------------------------------------------------------------------------- 

"Vale, ¿cómo puedo empezar esto? Supongo que comenzaré diciendo que ambos libros suyos realmente son fascinantes, la manera en la que se narra y detalla todo es simplemente indescriptible.

Hace unos días logré comenzar a leer “el legado del príncipe de Cachemira” y para ser sincera, ¡fue asombroso! La manera en la que Gita busca su legado es tan maravillosa y a la vez graciosa, bueno, a mí me dio risa cuando decía el nombre de sus hijos ya que por mi mente pasaban muchas cosas.

El legado del príncipe de Cachemira es un libro asombroso, pero su lectura no es apta para todas las edades (mi mamá me lo recalcó, pero aún así lo leí y me gustó), pero es una lectura agradable; hace que tu imaginación vuele y te adentres en aquellos siglos.

Es como si viajaras con el mismísimo Gita y cabe mencionar que cuando terminar de leer un capítulo quieres comenzar a leer el próximo.

Un muy buen libro, uno de los mejores que he leído que están basados en esa época."

Tabatha, Cozumel

---------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Cuando miré la portada, Córdoba y arena de desierto lo tenía muy claro. Como apasionada de la ciudad y de todo lo relacionado con Al Andalus, además de conocedora del legado de esa cultura, decidí dejar a un lado mi libro y sumergirme en la novela que tenía en las manos. Pensé que tardaría días en leerla pues mi mente estaba en mi propia novela histórica “en progreso”. Estaba equivocada, comencé su lectura y mi mente dejó todo lo demás para volar al Siglo X.

El legado del príncipe de Cachemira es una novela mágica de principio a fin. Un libro que te hace levantar la vista y creer que estás en la India, en Persia, en el Nilo o cruzando el mar Mediterráneo hasta llegar a Al-Andalus sin moverte de la butaca. Gita, el protagonista, evoluciona, madura página a página hasta el punto de convertirse en un perfecto guía en tu viaje. Da igual donde quiera llevarte y los peligros a los que te puedas enfrentar de la mano de este príncipe pues su extrema inocencia que le convierte en un ser libre, sin prejuicios, algo que le acarrea algún que otro problema en algunos de los maravillosos lugares que visita. Un viaje para mentes abiertas en todos los sentidos; una experiencia en la que esperar lo inesperado.

Gita descubrirá muchas cosas en su viaje desde la India a la ciudad de Córdoba, se enriquecerá como persona y jamás perderá esa inocencia que le convierte en uno de los protagonistas de novela más entrañables con los que me he encontrado. Un viaje que no dejará indiferente a nadie por sus personajes, por su erotismo en ocasiones, por un demostrado esfuerzo de investigación histórica y por la siempre presente premisa en el libro de que la vida está en continuo movimiento y nosotros debemos movernos con ella. Como escritora, una de las frases de la novela con la que me quedo es: “La inacción es tu peor enemigo”

Elena Bragado Molina, Madrid.

---------------------------------------------------------------------------------------------------- 

El Legado del Príncipe Cachemira es un libro que no te deja indiferente. Desde la primera página ha sabido engancharme hasta el punto de no poder dejar de leer. Con Gita he viajado por medio mundo para mí nuevo. He aprendido lo que es la aventura, la pasión, el erotismo! En ocasiones con un toque de humor que me ha robado más de una risa.

Libro fantástico con el que me he reído, emocionado e incluso enfadado. Todo rematado con un final inesperado que me ha hecho amar este libro. Así que, mi gran amigo Reza Emilio Juma, estoy realmente orgullosa y agradecida del trabajo que has hecho.

Gracias!

Elisabet, Elche.

---------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Me he quedado impactada por todo lo que sabe este escritor, por como lo cuenta, pero sobre todo porque transmite mucho la lectura con tantos detalles sentía que me transportaba a los lugares que va relatando. La verdad es que lo leía de a poco, no porque no me enganchara la lectura si no porque siempre buscaba un momento especial para dedicarle toda mi atención porque desde que leí la primera página me di cuenta de que sentía que escuchaba al propio autor leyéndolo para mi o que era él que me estaba contando la historia y se que en efecto es él quien la cuenta porque es su obra pero lo que yo sentía era su presencia casa vez que abría el libro ...

Adrianna, Puebla

---------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Reseña de “El legado del príncipe de Cachemira”

Esta ha sido la segunda novela que he leído de Reza Emilio Juma. La primera fue Mil Besos, una novela sobre la búsqueda de un sueño y del amor. Y aunque El legado del príncipe de Cachemira sigue una línea similar, en la que un personaje en primera persona, Gita, narra sus aventuras en busca de su legado, me ha complacido enormemente ver la diferencia estética entre una novela y la otra. En mi opinión, ha logrado mantener todo aquello que le da autenticidad y estilo (como sus impecables datos y curiosidades históricas, su prosa particular nacida en el hecho de que el español sea su segunda lengua, y sus momentos de filosofía y erotismo), añadiéndole una mejora notable en ciertos aspectos narrativos.

Las descripciones me han llamado particularmente la atención. Han subido a otro nivel de matización y detalle, especialmente las de escenas eróticas (muy abundantes), que te hacen sentir en la piel del propio Gita: un personaje semi-divino, de gran carisma, físico hercúleo y principios morales sólidos, que adora practicar kamasutra con el objetivo de fortalecer su cuerpo, mente y espíritu, siempre con un enorme respeto por las mujeres.

También se aprecian diferentes juegos narrativos en los que el autor engaña hábilmente al lector. De esta manera no solo logra encogernos el corazón en algunos momentos clave, sino que otorga gran verosimilitud a la obra utilizando una narración juguetona que encaja perfectamente con la personalidad de Gita (quien hace de narrador).

La trama presenta una estructura lineal que abarca un enorme plazo de tiempo. En la novela, el propio Gita, descendiente de Alejandro Magno, nos cuenta como conoce a una hermosa andalusí llamada Saray, que le habla sobre las maravillas del nuevo centro neurálgico del mundo: Córdoba, y sobre el legado de Gita, un legado que cambiará el curso de la historia. Saray marca el punto de giro vital en la trama, pues impulsa a Gita a abandonar el Valle de Cachemira, donde vive plácidamente con su familia de semidioses, para salir en busca de su legado, que se va desentramando sutilmente a lo largo del vasto viaje.

Para llegar del Valle de Cachemira al que se supone es su destino, Córdoba, debe recorrerse medio mundo, y esto le ofrece al autor una dulce oportunidad para hablarnos de la historia viva de distintos países y ciudades. También trata temas tan importantes actualmente como las religiones, sus diferencias y lo que a lo largo de la historia han provocado a la humanidad y mediante algunos cameos, nos muestra el origen y desarrollo de algunos personajes históricos de vital importancia. A través de Gita, Reza crea y destruye leyendas, nos muestra la pobreza y la abundancia, el amor y el odio, la libertad y la esclavitud, la fraternidad, la libertad sexual y la importancia de rodearse a uno mismo con buenos amigos.

En definitiva, un canto épico a la vida, al pasado y al futuro, a lo fantástico y a lo real, en el que el centro neurálgico es el propio Gita, un hombre cuyo legado cambió el curso de la historia.

Oscar, Granada

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Reza Emilio Juma es un joven escritor, en edad, pero con una madurez y sabiduría en la pluma para escribir, para narrar historias, para conocer el alma del hombre, para descubrir y comprender los misterios de la vida. Sus obras, llevan al lector a viajar por una máquina del tiempo que oscila entre la realidad de la historia y la fantasía de los mitos y las leyendas.

¿Pero en qué momento la historia se convierte en una leyenda, en un mito, o cuando un mito cobra fuerza y se convierte en el corazón de la historia? La palabra mito suele usarse para denotar una historia o una creencia falsa: por ejemplo, nuestros políticos hablan del mito de la invulnerabilidad del país y los científicos rebaten los mitos primitivos acerca del Sol y de la Luna con los datos de la moderna astronomía.

Ahora bien, vamos a la parte etimológica de la palabra “mitología”; las palabras griegas logos (raíz de lógica) y mythos (mito) pueden ambas significar “palabra” en el sentido de “dato”. Logos se refiere al pensamiento o al cálculo racional, mientras que mythos se ha reservado para denotar un relato o una leyenda ficticia, concernientes a seres sobrenaturales.

Según los psicólogos, las leyendas o mitos forman parte importante del modo de pensar de muchas personas, aun de las que dicen que se guían por la pura razón. El profesor en mitología y religiones comparadas, Joseph Campbel dice: “La mitología no es una mentira: es poesía, es metáfora….” , y con justa razón el Autor cita esta frase de Campell en el prólogo de su libro, ya que El Legado del Principe de Cachemira es una historia que transita entre mitos y verdades históricas.

Por otra parte, la historia es la ciencia que estudia y sistematiza los hechos más importantes y transcendentales del pasado humano, de sus creencias de sus mitos.

El Legado del Príncipe de Cachemira es un libro que atrae la atención de aquellos que gustan de la historia y despierta la imaginación de los que aman la mitología

El Legado del Príncipe de Cachemira es una obra impecablemente escrita, es decir, con un lenguaje descriptivo, que es capaz de transportar la mente del lector al marco escénico de la novela, sin importar lo ajeno, disparatado o extraño que pueda en un algún momento resultar. Su prosa es ligera, con un vocabulario sencillo sin dejar de ser por ello culto y apropiado. Narrado en primera persona, siendo el protagonista el hilo conductor quien nos introduce a toda la aventura. El autor presenta objetos, personajes, lugares y sentimientos utilizando detalles concretos, convirtiendo esta descripción en una narración perfecta.

Gita, protagonista de esta historia, es descendiente de Alejandro Magno, quien a su vez es descendiente de Narciso, ser mitológico dotado de una belleza excepcional, belleza que hereda Gita y al ser descendiente de un semidiós, también es favorecido de los dones y atributos físicos de un semidiós.

La novela inicia en Cachemira, ubicada al sur de la parte occidental de la cordillera de los Himalayas, sitio de aprendizaje budista.

Al ir leyendo la novela me fui encontrado con una serie de nombres de ciudades y personajes mítico-históricos que me fueron bastante conocidos, y que me hicieron recordar una de mis clases favoritas del bachillerato; algunos años atrás, me refiero a la clase de Historia Universal. Estos lugares son Persia, Mesopotamia, Bagdad, Palestina, Alejandría, imperio Bizantino, amén de otras más ciudades que ustedes descubrirán al leer la novela.

Todos los personajes con los que Gita se relaciona a lo largo de su viaje en búsqueda de su legado son descendientes de héroes o seres míticos como Asdrúbal, Abderramán III, Magdalena, Cleopatra VII, Marco Antonio, entre otros y por supuesto Alejandro Magno, antecesor directo de nuestro protagonista. Con algunos de estos entablo amistades, con otros tuvo yertas, y con las demás ……. pues tuvo algo más profundo e íntimo como practicar el Kama Sutra, el arte de hacer el amor practicado en India y que Gita conocía y dominaba muy bien.

Conforme leía y descubría más personajes, me encontré con un nombre que inmediatamente me atrapo, haciéndome girar mi pensamiento hacia el autor, no me fue posible soslayarlo, este nombre fue Reza, así que de inmediato tuve que preguntarle al autor el origen de su nombre, a lo cual me respondió que Reza era de origen Persa y que significaba “alegría”, Emilio vocablo latino cuyo significado es el que se esfuerza en el trabajo y Juma, del árabe que significa viernes. Así que mi perspicacia femenina me llevo a la conclusión de que algo de Reza Emilio está reflejado en su novela, Gita un hombre que viaja buscando su legado, el autor, un joven que va viajando dejando su legado en sus obras, siendo la primera Mil besos, y esta, motivo por la cual nos encontramos hoy, creo yo disfrutando de esta noche conociendo al autor y acercándonos a su novela.

Y hablando del Kama Sutra, Gita vive el acto de amar de manera pura, inocente en ocasiones y principalmente sin malicia o morbo, por el contrario, Gita veía como una necedad el cubrir su cuerpo, por qué cubrirlo si era perfecto, descendiente de un semidiós y los dioses no se cubrían. Pero en fin, este pensar le acarreo severas dificultades en algunas de las sociedades por las que tránsito. Gita realizaba el Kama Sutra cuantas veces le apetecía o a las damas que lo conocían les apetecía, y cómo no lo iban a desear si era descendiente de un semidiós, un joven bastante apuesto y con un físico…… que atraía a las mujeres como abejas al néctar de la orquídea, y un insulto para algunos de los varones del lugar. Cuando llegó a Jerash después de algunas peripecias y escaparse de ser castigado por el Kalifa por practicar este arte desconocido por los árabes, Gita explica que este arte incluía formas y leyes de conducta que tanto hombres y mujeres debían seguir, el Dharma, el Artha y el Kama. El estudio de estas tres reglas de la vida llevaba al hombre a alcanzar la plenitud y la armonía y de esta manera llegaría a conocer la felicidad.

Gita no sólo encantaba a las mujeres como el faquir a la cobra por su arte delicado, sino también por la pluma con la que escribía endulzando el oído de sus doncellas con voz suave, versos cálidos, cantarines. (Me voy a permitir leer uno de los poemas que Gita escribe)

Anhelo esos momentos que jamás vivimos, Tantas pasiones que nunca escribimos. Extraño el perfume que jamás olí Al sentir de tus besos que jamás percibí.

Extraño la inocencia que se fue contigo… Pero de extrañar no se vive solo Sino de revivir ese recuerdo que jamás hubo. Y así será en el paraíso de tus ojos.

Enséñame a extrañarte en tu presencia, amor mío. A besarte, a rozarte y a susurrar en tu oído Que reconozco que tú no eres un sueño Sino mi luna y yo tu sol (pg 384)

Al pasar cada página iba acompañando a Gita en búsqueda de su legado desde Cachemira hasta llegar a Córdoba en Al – Andaluz. Al principio la historia que nos cuenta el autor sobre Gita parece divertida, amena, nos presenta un príncipe invencible, caprichoso, juguetón, despreocupado de todo y preocupado sólo por sus placeres y por mantener su belleza y juventud. Pero conforme van avanzando las páginas Reza Emilio va mostrando a un Gita más humano, vulnerable, su avatar el león que en el hinduismo es la representación de Vishnú, ya no lo protege tanto como al principio. Sufre el dolor de perder las mujeres que se entregaron a él por amor, con estas mujeres engendro hijos que tiene que abandonar por cumplir su promesa hecha a su madre de encontrar su legado y de llevar las cenizas de regreso a Córdoba de la primera mujer que le entrego algo más que su yoni.

El Legado del Príncipe de Cachemira nos revela o mejor dicho nos siembra cuestionamientos sobre nuestras creencias religiosas y culturales. Gita es en ocasiones un Quijote soñador que quiere reparar entuertos y mediar diferencias entre pueblos, un joven que va descubriendo el sentido de la lealtad, el coraje y el honor, fue conociendo costumbres, culturas, ideologías, religiones, hace la paz con los perros sufre el dolor físico y el dolor humano de tener que desprenderse de sus hijos, sufre el dolor de vivir guerras y ver el sufrimiento del hambre y el odio en los rostros de hombres y mujeres, conoce el valor de sentirse orgulloso de su estirpe, pero principalmente conoce y descubre algo que ni el Kama Suthra le había enseñado, el Amor Verdadero, acaso éste será su legado? …….. Bueno esto es algo que Uds deben descubrir al leer esta bella novela, que, para mí, es delicada, tierna, épica, erótica, histórica, mítica, filosófica, con un final inesperado, con un trasfondo de enseñanza espiritual que es, el que cada uno de nosotros debemos buscar nuestro Legado, como lo hizo Gita, el Príncipe de Cachemira.

Ana Lucía Cardoso, Aguascalientes

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Reza Emilio Juma es un escritor audaz y lo es también Gita, el personaje principal de esta novela, quién es un hombre fuerte, inquieto, sensible y decidido que deja atrás su familia y su mundo para salir en busca de su legado en las lejanas tierras de Al-Ándalus. Durante este largo viaje vive incertidumbres, encuentros, peligros, romances y dolorosas pérdidas que van alimentando su conocimiento y sabiduría, hasta que finalmente encuentra su legado y en paz con el mundo y consigo mismo, se desvanece en el tiempo.

El Legado del Príncipe de Cachemira es una obra que incursiona en campos muy diversos tales como religión, erotismo, filosofía ó historia.

Alejandro Palacios, Aguascalientes

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Cuando salió publicada esta novela me llamó mucho la atención. No sé decir a ciencia cierta el porqué, quizás porque usaba a Alejandro Magno como base de la historia o porque el periplo del protagonista se basaba en distintas y conocidas ciudades de la Antigüedad. El caso es que cuando se publicó, sentí la necesidad de leerla. Y aunque he tardado lo suyo en hacerlo, hoy os traigo mis impresiones sobre El legado del príncipe de Cachemira.

El autor comienza resaltando la importancia de la figura de Alejandro Magno y su papel en la Historia. Recordamos que Alejandro Magno fue capaz de llevar a Macedonia a la cabeza del mayor imperio de la época, venciendo incluso a los persas a pesar de que Grecia en general (debido a su formación de ciudades-estado y no como estado único) era más débil que sus enemigos.

Alejandro Magno, según cuentan las fuentes antiguas, descendía de dioses. Por parte de su padre descendía de Hércules y por vía materna, de Narciso. El autor nos deja un breve y completo relato sobre la personalidad de Alejandro, al que se define como temperamental pero justo; bruto y cruel pero respetado. También nos habla de sus hazañas como conquistador y de su boda con Roxana, hija del noble bactriano Oxiartes (aunque en realidad Roxana era hija de Darío III de Persia)

Según cuenta la Historia, Alejandro murió a la temprana edad de 33 años en el palacio de Nabucodonosor en Babilonia. Su Imperio quedó, tras muerte, dividido entre tres partes y en una de las revueltas que se produjo, también fallecieron su esposa y su hijo.

Pero el autor nos cuenta que las cosas no sucedieron así… y es que Alejandro Magno, junto a su esposa e hijo, huyeron hacia el Himalaya. Allí se establecieron en una aldea de la zona de Cachemira, vivieron muchos años y tuvieron una amplia descendencia.

Y todo esto quien nos lo cuenta es el protagonista de la novela, Gita, uno de los descendientes del gran Alejandro Magno. La novela se divide en siete partes y el protagonista indiscutible de la misma, que también actúa como narrador, es Gita.

Gita vive una placentera vida en Cachemira. Es consciente de quién desciende y considera a su dinastía como a una nueva raza o linaje ya que descienden de dioses. Estos descendientes de Alejandro Magno son temidos y venerados por reinos vecinos, son muy sexuales (el sexo para ellos es algo normal, no es tabú) y viven en una situación idílica. Solo tienen un punto débil: su propio ego (heredado de Narciso)

La vida de Gita da un vuelco cuando aparece un día una joven andalusí, Saray, quien viaja por el mundo por orden del califa Abderramán III para conocer otras culturas y así enriquecer la ya de por sí vida cultural y artística de Al-Ándalus. Gita queda fascinado por todo lo que le cuenta la chica y en un momento de revelación se da cuenta de que su misión en esta vida es encontrar su legado. Y viajar a Al-Ándalus, una tierra de la que no sabe nada pero que lo tiene completamente fascinado.

Por lo que toda la novela se basa en el viaje de Gita desde Cachemira hasta Al-Ándalus, en pleno s.X. Así, Gita llegará a ciudades como Farah (Phrada), lugar de Asia del que se dice provienen los primeros habitantes de Europa, Isfahán, Babilonia, Bagdad, Damasco o Jerusalén son algunos de los lugares que Gita visita en su periplo. Y en muchas de estas zonas, nuestro protagonista comienza a dejar su legado (si leéis el libro, sabréis cuál es) a la vez que nos muestra la existencia de las tres religiones monoteístas que intentan convivir en paz en estos lugares: cristianismo, islamismo y judaísmo.

Esta es la parte que más me ha gustado de la novela, la de las religiones y como éstas en lugar de unir, separan a las personas. Gita critica la imposición de las creencias y aboga por ejercer una mayor libertad y respeto en este campo.

Otro aspecto interesante de la novela es el repaso que hace el autor, en boca de Gita, de la historia y cultura de cada zona que visita. Por lo que además de las vivencias del protagonista, que no son pocas, asistiremos a una lección de Historia bastante amena.

También me ha gustado, o más bien me ha hecho mucha ilusión, es que a Gita le hablan de mi ciudad, Elche.

Pero lo que realmente me ha sorprendido es el final. He de reconocer que mientras leía la novela no le encontraba mucho sentido a la idea de la misma. Sí, Gita es consciente de que tiene un legado que dejar y aunque se intuye a través de qué lo deja, no se sabe bien cuál es este legado. Al final de la novela se ve con claridad en qué consiste su legado y cómo éste ha llegado a nuestros días. Y he de decir que me ha gustado.

La narración de la novela es muy fluida y amena. Se lee fácilmente y entretiene bastante, a la vez que aporta información de interés. Pero vuelvo a insistir que el final es lo mejor pues es cuando todo lo que el autor nos ha estado contando se conecta y cierra la historia.

El legado del príncipe de Cachemira es una novela distinta, una novela que no sabes bien qué puede ofrecer pero que termina sorprendiéndote. A mí por lo menos me ha gustado.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Ambientada en el medio oriente de la antigüedad, El príncipe de Cachemira es una historia trepidante de aventuras y amor pasional, en donde la finalidad del protagonista se fija en consecución de su legado final el que no comprende, y que sin embargo construye a lo largo de la historia. A quienes gustamos de historia y geografía histórica, este libro es una oportunidad de sumergirse en el medio oriente de la época del mundo musulmán y cristiano, las costumbres y vida de la época en una historia de ficción y realidad.

Gita el protagonista de la historia es una narración de los orígenes de las religiones y de las diferentes mezclas de razas, costumbres y culturas durante la era de la expansión de los territorios musulmanes y cristianos, en donde el casi un héroe mitológico se abre paso para cumplir con su legado, siendo este el origen de una raza que hasta el día de hoy persiste.

Ficción y realidad muy bien integradas en el texto de Emilio Reza que expande las fronteras de la imaginación y del conocimiento histórico, geográfico, en donde el amor, la familia y el heroísmo forman parte de una historia en donde inclusive el erotismo se incluye como una de las diferentes costumbres milenarias.

Daniel, Chetumal

----------------------------------------------------------------------------------------------------

El legado del príncipe de Cachemira

Para comprar en México

Compras en Europa

http://www.editorialnazari.com/es/venta/825

https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-002-1.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-001-1.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-004-3.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-006-1.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-005-3.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-005-3-1.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-007-2.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-008-1.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-009-1.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-010-1.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-011-1.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-012-1.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-013-1.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-014-1.png
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-016-1.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-019-1.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-020-1.jpg
https://rezaemiliojuma.com/wp-content/uploads/2016/04/el-legado-021.jpg